6 dic. 2007


Está linda la tarde en el parque, aunque el viento da la sensación de que está nevando: ¡los pétalos de sakura no dejan de caer!
Hoy hay que andar con mucho cuidado, caminar despacito y atentos porque los haikus andan revoloteando en el piso, por todos lados. Uno se puede tropezar con la poesía en estos días de caída de pétalos, o con Basho, Kikaku o Buson, que están ahí, como hace siglos, esperando ese momento para que acontezca el haiku.

Aparecen chicos de una escuela primaria, gorritos amarillos y gritos; una abuela pasea a su nietita en un cochecito lunar hi-tech; los abuelos disfrutan perdiendo la vista vaya a saber donde; muchas madres con sus hijos, esforzándose por divertirlos, padres ninguno: son kaisha-in (lit: metidos dentro de la empresa [masoquistas]).
El río Sengawa sigue fluyendo y unos patos discuten con los sakuras que se lleva la corriente; manteles celestes con gente arriba, algunos pasean sus perros-bonsai, bicicletas, monopatines, chicas corriendo burbujas, un jardinero controlando cada planta y hasta los patos, palomas -que asustan a los japoneses, mientras siguen viendo en los cuervos una belleza que todavía no descubrí-; la "nevada" se hace mas intensa y el viento esta más fresco, como el del sur nuestro...
Todavía hay muchas cosas que no entiendo y creo, que no entenderé nunca de esta gente; pero esa forma de "sakurar", eso tan suave, tal flotante, silencioso, rosado hace que no me importe demasiado.
Acá estoy y poco importo yo y mi entendimiento ¿para qué aprender las cosas? si al final nunca las voy a saber.
Acá no cabe pensar, y a todo esto que está sucediendo, poco le importa que yo esté acá.
A veces creo que hago un gran esfuerzo por no dejarme llevar por tanta belleza, por no dejarme arrebatar, ¡para que no me duela tanto!
A veces siento esa necesidad irrefrenable de sal-irme de mí antes que reviente, de escaparle a esta belleza redonda, de desbordarme como esta primavera. Des- bordarse, ¿será sal-irse del Borda? ¿o ingresar por convencimiento propio?

todo; mientras sigue sakurando...

No hay comentarios: